«

»

Confirmación de confirmación de confirmación.

Quienes programen sabrán que, para la mayoría de los programas, hay que pensar al usuario como un mono ciego con deficiencia mental y mal de Parkinson.
¿A qué me refiero con esto? A que los programas hay que hacerlos pensando que el usuario no tiene ni idea de lo que hay que hacer y que es propenso a equivocarse, entonces uno debe adelantarse a esos errores y preparar varios métodos de seguridad, sobre todo en la edición de archivos importantes.

De más está aclarar que hay usuarios que sobrepasan todas las medidas que uno pueda poner y se mandan a editar el kernel de Linux con la confianza que les dio terminar un curso acelerado de Powerpoint, pero tanto no se puede pedir. Y, nobleza obliga, también cabe aclarar que no todos los programadores preparan los programas de esa forma, está lleno de vagos que no tienen ganas de escribir un pedazo de código de verificación y de ingenuos e inocentes que creen que el usuario al que está dirigido su producto no puede cometer ciertos errores (en el 99% de estos casos se subestima la habilidad del usuario para cometer errores).

Hecha esa aclaración, me dirijo al meollo del asunto.
Los usuarios finales que no llegamos a ese nivel de pobreza computadoril encontramos bastante molesto el hecho de tener que aceptar los cuadros que aparecen cuando modificamos algo importante o cuando borramos algo.

– ¿Quiere borrar el archivo?
– SI
– ¿Está seguro?
– SI
– Pero mire que es definitivo, ¿no prefiere mandarlo a la papelera por las dudas?
– NO
– Bueno, es la última chance que le doy, ¿es verdad que es falso que usted quiere dejarlo donde está?
– Estemm.. si.. digo no.. pará…. SI, definitivame SI.

Esta es una conversación que se da seguido con un sistema operativo User-Friendly. Y todo sea por los usuarios, nos lo bancamos y lo toleramos. Incluso lo llegamos a hacer casi automáticamente.

Pero esto mismo me terminó jugando en contra.
Hoy estaba editando el template del foro y le daba aceptar y en la preview veía como iba quedando. Luego iba de nuevo a editar, cambiaba algo, y nuevamente a la preview y así sucesivamente hasta que una vez, en vez de hacer click en edit hice click en delete y perdí TODO lo que había hecho. Por suerte eran simplemente un skyscrapper de título, publicidad de Google y un contador, pero aún así fue molesto, y un pensamiento que recorrió mi mente me dejó sorprendido. Ahí estaba yo, lamentandome por las cosas perdidas pensando: “¡Cómo puede ser que no pongan una confirmación para borrar un template!

Categorías: Oldies

¿Te gustó? ¡Compartilo!

  • email
  • facebook
  • twitter
  • meneame
  • delicious
  • google
  • bitacoras
  • chuenga

1 Comentario

  1. Con estos tipos de updates me haces kagar de la riza. Un grande fepe!