El Curioso Caso De Forrest Gump

Hace ya más de un mes les mostré el trailer de El Curioso Caso de Benjamin Button (The Curious Case of Benjamin Button), la última película de David Fincher protagonizada ni más ni menos que por Brad Pitt y Cate Blanchett.
Como gancho para la película (como si los actores no fuesen suficiente), en algún que otro lado se utilizó la frase del creador de Forrest Gump, ya que la screenplay fue realizada, en ambas películas, por Eric Roth.
Lo que acá nos llaman la atención es que quizás no trabajó mucho Eric, sino que simplemente adaptó Forrest Gump, ¿será así?
El video nos trata de explicar un poco cómo es esto.

No devela nada, ya que la comparación es casi toda con el trailer, así que no se necesita haber visto las películas, pero si se hizo, mejor.

¿El curioso caso de Forrest Gump? Click acá para ver el video.

Borges En Contra Del Doblaje

Jorge Luis Borges

Me encantó el texto que acabo de leer en Espoiler. Es un fragmento un poco modificado del texto “Sobre El Doblaje” que apareció en la revista Sur en 1945.

De más está decir que estoy completamente de acuerdo con Jorge Luis. Odio los doblajes tanto como amo las voces originales. Y no sólo en inglés, donde no necesito subtítulos, sino en todos los idiomas, en especial en japonés y ruso ya que veo varias películas en esos idiomas.

Ahora sí, el texto de Jorge Francisco Isidoro Luis Borges:

El arte de combinar no es infinito, pero suele ser espantoso. Los griegos engendraron la quimera, un monstruo con tres cabezas (una de león, otra de dragón, otra de cabra). Los teólogos inventaron la Trinidad, en la que conviven Padre, Hijo y Espíritu. Y ahora la cinematografía acaba de enriquecer ese vano museo con “el doblaje”, un artificio maligno que combina las facciones de Greta Garbo con la voz de cualquier dulcinea española. ¿Cómo no quejarnos ante ese prodigio penoso, ante esas anomalías fonético-visuales?

Quienes defienden el doblaje razonarán que lo mismo se le puede objetar a cualquier otro ejemplo de traducción. Ese argumento desconoce, o elude, el defecto central: el injerto arbitrario de otra voz y de otro lenguaje. La voz de Katharine Hepburn no es intrascendente; es, para el mundo, uno de los atributos que la definen.

Ni siquiera la mímica del inglés es igual a la del español. Entonces, ya que hay usurpación de voces, ¿por qué no también de figuras? ¿Cuándo será perfecto el sistema? ¿Cuándo veremos directamente a una tal Juana González en el papel de Greta Garbo en “Queen Christine”)?

Oigo decir que el doblaje gusta en ciertas regiones. Se trata de un simple argumento de autoridad; yo, por lo menos, no me dejaré intimidar. También oigo decir que el doblaje es útil, o tolerable, para los que no saben inglés. Mi conocimiento del inglés es menos perfecto que mi desconocimiento del ruso; sin embargo, yo no me resignaría a ver el film “Alexander Nevsky” (de Eisenstein) en otro idioma que el original. Peor que el doblaje, peor que la sustitución, es la conciencia general de la sustitución, del engaño.

No hay partidario del doblaje que no acabe por invocar la ley de las causas y los efectos. Juran que el doblaje es fruto de una evolución necesaria y que pronto sólo se podrá elegir entre ver películas dobladas y no ver películas. “Las visitas guiadas son el arte de la decepción”, dejó anotado Stevenson; esa definición le cabe también al cine.

The Curious Case of Benjamin Button

“The Curious Case of Benjamin Button”, que en Argentina, en un ataque de fidelidad al título original, denominaron “El Curioso Caso de Benjamin Button”, es una película protagonizada por Brad Pitt, Cate Blanchett y Tilda Swinton, ligeramente basada en el libro del mismo nombre escrito por F. Scott Fitzgerald en 1922.

Básicamente cuenta la historia de Benjamin Button (Brad Pitt) quien nace viejo, y va rejuveneciendo hasta llegar a ser chico. Se podría decir que Quino, para escribir su idea de cómo debería ser la vida, se basó en este libro.

Durante su vida, Benjamin conoce a Daisy (Cate Blanchett), se enamoran, y tratan de lidiar con el hecho de que a medida que uno se hace viejo, el otro se hace joven.

Acá (Argentina) se estrena el 29 de enero de 2009 mientras que en Estados Unidos, lo hará el mismísimo día de navidad, el 25 de diciembre, obviamente, de este año. Ya hay rumores de Oscar, sumándose a las cinco nominaciones que ya tiene para los Globos de Oro (que la convierten en una de las más nominadas).
Vean el trailer subtitulado haciendo click acá

La Vida Según Quino

Acercándose la fecha del estreno de The Curious Case of Benjamin Button, no puedo dejar de recordar este texto. Sé que es viejo, pero quería postearlo porque pensé que lo tenía y me di cuenta que no.
Circuló hace un tiempo con el título que puse acá, aunque no puedo asegurar que el creador de Mafalda haya sido el escritor de este gran texto con el que estoy casi 100% de acuerdo.

Pienso que la forma en que la vida fluye está mal. Debería ser al revés: uno debería morir primero, para salir de eso de una vez.
Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te saquen cuando ya no eres tan viejo para estar ahí. Entonces empiezas a trabajar y trabajar por cuarenta años, hasta que eres lo suficientemente joven para disfrutar de tu jubilación.
Luego fiestas, parrandas, drogas, alcohol. Diversión, amantes, novias, novios, todo, hasta que estás listo para entrar a la secundaria.
Después pasás a la primaria, y eres un niño que se la pasa jugando sin responsabilidades de ningún tipo.
Luego pasás a ser un bebé, y vas de nuevo al vientre materno, y ahí pasas los mejores y últimos nueve meses de tu vida flotando en un líquido tibio, hasta que tu vida se apaga en un tremendo orgasmo…

¡Eso sí es vida!

Los Finales Alternativos De “El Efecto Mariposa”

El Efecto Mariposa

Antes de empezar, aún cuando creo que el título lo deja bastante claro, este post está repleto de spoilers (o, en español, de datos que revelan partes importantes de la película, en este caso, del más importante, el final), por lo que, quien no haya visto la película, no debería leerlo hasta no hacerlo.

Ahora sí, hablando del tema debo decir que, sin dudas, El Efecto Mariposa fue un gran descubrimiento para mí. Transcurría febrero de 2004 y no recuerdo cómo ni porqué, me interesé por esta película protagonizada por Amy Smart y Ashton Kutcher, y la descargué ilegalmente la conseguí. La vi y me encantó. La recomendé bastante. Algunos me hicieron caso y no se arrepintieron, otros no me dieron bola.
El tiempo pasó y seis meses después, cuando ya me había olvidado casi por completo del film, veo en el cine el trailer. Sí, seis meses después se estrenó acá (en Argentina), lo que hizo que mucha gente más la vea y casi todo el mundo con quien hablaba y la había visto estaba de acuerdo conmigo. Es una gran película.
No es una obra de arte, pero quizás uno espera tan poco de una peli desconocida que al final parece mejor de lo que es.
Eso sí, no empiecen con los errores de concepto por el viaje en el tiempo porque no conozco una sola película que trate bien este tema. Aunque ya que estamos, déjenme recomendarles otro descubrimiento, éste más raro aún porque no hay actores de renombre como Amy y Ashton: Primer.

Siguiendo con la mariposa, luego se hizo la dos, pero nunca la vi porque no me llamaba y porque había demasiadas críticas negativas. Es verdad que nunca le hago caso a los críticos, pero acá eran muy contundentes, y me convencieron.

En fin, hoy, tras cuatro años, volví a verla. Teniendo en cuenta mi memoria, la recordaba bastante bien y debo decir que me volvió a gustar, y me puse a buscar los tres famosos finales alternativos, y se los dejo tras el original, el que quedó.

Claro, llegaste hasta acá querés ver los videos, hacé click acá.

Página 4 de 14« Primera...23456...10...Última »