Perdí El Juego

Quiero empezar diciendo que odio a Matías Laporte por haberme contagiado este juego.

La idea es simple, y voy a aprovechar una imagen para explicarlo. Abajo traduzco punto por punto.

El juego

Felicitaciones, estás jugando el juego (si ya no lo estabas jugando)
El juego es muy simple:

  • Siempre estás jugándolo.
  • No se puede ganar, sólo perder.
  • Perdés cada vez que recordás el juego.
  • Cada vez que lo recuerdes, tenés que decir en voz alta: “Perdí el juego“.
  • Después de perder tenés 30 minutos durante los cuales podés recordar el juego y no perder.
  • Ni bien le menciones el juego a alguien, ellos empiezan a jugar también.
  • El objetivo de el juego es que todo el mundo lo juegue.
EL JUEGO
Ya perdiste

Como ven, es muy sencillo, pero también es mortal, no por nada Matías le puso el título “El juego mental que te persigue hasta que mueras”, porque no podés elegir si querés jugarlo o no. Si leíste todo este post, ya lo estás jugando, no hay nada que puedas hacer para evitarlo.

Y no lo olvides, cada vez que pierdas, ¡contale a todos! Yo ya enganché a varias personas, entre ellas, a Pato y a Pepe.

Cambios

Aclaración: Este post está saliendo sin ganas, pero ya hace una semana que tendría que haber salido y si no lo saco hoy, no lo saco más, así que perdón por lo que están a punto de leer. Los dejo leer por arriba, aunque igual trataré de hacerlo lo más corto posible.

En esta época el blog se encuentra en el medio de dos cambios muy importantes.
El primero, y que ya mencioné hace poco es que desde hace más de una semana tengo nuevo diseño. Un estupendo trabajo de la mano de Germán Ferrari (el Negro para los amigos) de Beew (empresa donde trabaja con Horacio Bella).
Y la verdad es que, como ya dije, me encanta. Aún le faltan algunos pequeños retoques que le tengo que dar, pero lo importante está y obviamente, quienes no lo hayan hecho en ese minipost, pueden comentar lo que quieran acá, además de votar en la encuesta que se encuentra en la barra de la derecha.

Para quien le interese, entre las novedades, las más importantes son los posts destacados y los miniposts. Los primeros figuran grande en la cabecera en la home y van rotando, mientras que los segundos tienen varias categorías: Enlaces, audio, video, texto, frase e imagen. Ya usé uno precisamente para anunciar el nuevo diseño y otro para compartir una frase. Ni bien salga éste tengo otro pensado. Probablemente los use bastante, en especial en este momento en que no tengo muchas ganas de escribir.

Pasemos al segundo cambio, un cambio gigante en el blog, y consiste en sumar a otra persona para que escriba conmigo. El elegido en este caso es el idiota de Matías, a quien ya leyeron en Thriller Night y que está con muchas ganas de empezar, por lo que –y tratando de respetar lo que puse en la aclaración introductoria– acá doy por terminado este triste post que inicialmente daba para mucho más, pero bueno, esto es lo que hay.

Idealist

I’m an idealist. I don’t know where I’m going, but I’m on my way.
O, en castellano: Soy un idealista. No sé adónde voy, pero estoy en camino.
Una gran frase para describirme desde hace ya varias semanas.

Vía I Can Read

Nuevo Diseño

Tengo nuevo diseño gracias al Negro de Beew. Éste es un post sólo para que comenten si tienen algo que decir o dar su opinión. Mañana (espero) saldrá uno más completo con el reconocimiento que se merece el autor de este hermoso diseño. Ah, y mientras voten en la encuesta que está a la derecha.

Plants vs Zombies

Plants vs Zombies

El juego Plants vs Zombies, de PopCap (creadores del glorioso Bejeweled), es probablemente uno de los juegos más adictivos que conozco. Las razones pueden ser varias: su simpleza; los gráficos graciosos; la constante atención que demanda de nosotros; la variedad en los modos de juego aún cuando parece que es siempre igual; la variedad también de personajes (tanto nuestros -plantas- como enemigos -zombies-); o incluso el hecho de que es todo continuado, para salir tenés que elegir salir. Cada vez que termina un nivel te manda al otro y si uno no se aviva y elije salir, se encuentra enseguida atrapado por el nuevo nivel y ya no puede parar hasta terminarlo.

Y antes de seguir cabe aclarar algo importante: el juego no apunta a ningún target en particular, es para todos. O sea, un hardcore gamer puede jugar, pero también un oficinista en un rato de ocio o un estudiante en un descanso entre repaso y repaso. Y ni que hablar de alguien que está enfermo y que no sabe qué hacer en su casa.

Ahora sí, ¿pero de qué se trata este juego? Bueno, lo dice el nombre. Son plantas enfrentándose a zombies. Sí, así de loco como suena. Nosotros controlamos a las plantitas de nuestro jardín y tenemos que evitar que los zombies entren a casa y nos coman el cerebro. Es un juego del estilo “proteger la casa” (o castillo o similar). Se lo podría considerar primo hermano de los juegos de torres. Nosotros tenemos nuestra casa a la izquierda y todo el jardín a nuestra disposición. Ahí debemos plantar a nuestras amigas defensoras de zombies. A medida que pasan los niveles vamos adquiriendo plantas más poderosas, pero también nos atacan zombies cada vez más poderosos.
Igual no quiero ahondar mucho más en estos detalles porque es un juego que hay que jugarlo. Leyendo de qué se trata nadie se va a enganchar. Pero háganme caso, lo tienen que probar.

Plants vs Zombies

Además del modo aventura (este que les contaba, el “común” digamos) tenemos varios más que se van desbloqueando a medida que avanzamos con el primero. Éstos se ordenan en tres categorías: Mini-Games, Puzzle y Survival. Dentro del primero vamos a encontrar un montón de variaciones (20 en total): desde zombies con plantas en la cabeza o bowling hasta una variación del Bejeweled o una adaptación del whack-a-mole. Sí, lo sé, todo suena muy extraño ahora, pero vamos con la segunda insistencia: háganme caso, lo tienen que probar.
Sigamos con los puzzles, en este caso son básicamente 2, pero con 9 niveles cada uno. El más lindo es en el cuál intercambiamos los roles y nosotros pasamos a ser los zombies tratando de ingresar a la casa.
Y por último nos queda el modo survival, cuyo objetivo, como su nombre lo indica, es sobrevivir a ataques más persistentes que en el modo normal. En total son 11 lugares donde deberemos sobrevivir.

Hay mucho más sobre Plants vs Zombies, click aquí

Página 4 de 48« Primera...23456...102030...Última »