¡Bienvenido!

Fepe55 es un blog sobre humor, entretenimiento y demás cosas que se me ocurran en el momento de postear. Espero que disfrutes tu estadía.

Si tenés alguna duda, pasá por el F.A.Q., pero si aún quedan dudas, enviame un mensaje a través del formulario de contacto.

Y si te gustó el blog, no dudes en seguirlo por el feed.

 
 

Percepciones sobre la primavera (I)

Sábado, 18:30

Sentado al lado de mi novia en el suelo yermo del parque, siento el roce suave del viento sobre un moretón cubierto de baba que tengo en la base del cuello. Un pequeño círculo de dientes quedaron apenas marcados, pero no duele ni nada. En algún punto dentro de mi cuerpo, un impulso eléctrico le dice a mi cerebro que libere endorfinas y me sienta feliz, realizado, mientras la saliva se seca y los labios de Agustina suben por mi cuello hacía mi boca. Falta aún para la primavera, pero se siente desde hace tiempo en el aire, al menos en Córdoba.

Ajenos a nosotros, enfrente unos bikers se debaten en unos saltos para ver y mostrar cuan habilidosos son a otros tipos tan jugados como ellos mismos. Saltan, cruzan la bici y aterrizan levantando una ínfima nube de polvo, o se caen y lanzan la bicicleta con bronca hacía unos arbustos, mientras renguean en su boca, puteando por lo bajo.

La concha de la lora.

Otro aterriza con una habilidad pasmosa, después de haber tirado un arriesgado tail whip, tan logrado que la BMX parece una extensión natural de su cuerpo. Otro juego de piernas hechas a medida de su locura. Alrededor de la pista, algunos aplauden y otros enmudecen de envidia. Uno desearía tener esa habilidad y lograr que todos los ojos se posen sobre uno, y estoy bastante seguro que el resto de los chicos agolpados en la pista piensan igual que yo.

Al lado de la pista, está el skatepark. Cultivados con paciencia y creciendo a la sombra de la clase media alta, los deportes under se han masificado bajo el cielo celeste de una Docta que alegra los sentidos desde mediados de agosto. Chicos con los pantalones por las rodillas, zapatillas anchas como las cubiertas de las pick ups de sus padres y las sabanas de sus camas como remeras, sudan y se pelan las rodillas junto a sus pares, al ritmo de los racks y las ruedas golpeando y sufriendo el asfalto del vert. Risas y puteadas algo calladas, para una muchedumbre colmada de flequillos y que parecen no entrar en todo el parque.

Agus me toma la mano y es en realidad lo único que me importa. El parque, los skaters, los bikers, los floggers, las parejas paseando el perro, los enfermos del ejercicio trotando, el cielo celeste apenas perlado de nubes, los empleados públicos armando el escenario, son cosas anecdóticas, anotadas en algún resquicio apartado de mi mente. Un pequeño cuadro retenido en la memoria, con retazos melódicos del reggeaton y el olor dulce de alguien fumando marihuana por ahí.

Agus me toma la mano y es lo único que me interesa, lo único que me trajo hasta aquí y es el disparador más fuerte de todas las emociones que empiezan a florecer. Cierro los ojos ahora, (¿cuanto tiempo después?), y la recuerdo perfectamente, con una remera roja y una campera blanca cerrada apenas sobre la panza, sentada al lado mío, con su cabeza apoyada en mi hombro y el perfume invitando a saborear su piel.

Mi mundo termina en ella, mientras afuera, en el parque, el sábado pasa para todos y las horas se suicidan inminentes en los relojes.

Falta Poquito…

House

Estupenda Jugada De Roger Federer

Ayer, 13 de septiembre de 2009, Roger Federer venció a Novak Djokovic en la semifinal del Abierto de Estados Unidos en 3 sets (7-6, 7-5, 7-5) y la jugada que lo puso en match point fue la que van a ver en el siguiente video.
Por cosas así Roger Federer es el mejor tenista de la historia.

Imagen de previsualización de YouTube

Hoy se juega la final entre Roger y Juan Martín Del Potro. Reconozco que todavía no sé quién quiero que gane. Bah, en realidad sí, quiero que gane Roger, pero Delpo me cae tan bien (y además es argentino) que me hace sentir mal decirlo.

Simon’s Cat

Simon’s Cat es una serie de videos de animación muy buenos, creados por Simon Tofield, y que probablemente muchos ya hayan visto, pero para quien no lo haya hecho, le dejo todos los videos. Son poquitos.

La serie es viejita, pero hacía mucho que no veía ninguno y justo en esta semana Orlan mostró uno en los Links de Viernes de Fabio y Ceci puso otro en PuntoGeek, así que me puse a verlos todos de vuelta (ahí me di cuenta que había visto todos ya).

Simon's Cat

Ordenados cronológicamente, son:

  • Cat Man Do. El primero de todos, donde vemos los extremos a los que llegará siempre este gato para conseguir lo que quiere.
  • Let Me In. Donde el gatito quiere lograr entrar a la casa.
  • TV Dinner. Acá vemos lo difícil que puede llegar a ser ver la televisión si tu mascota tiene otros planes.
  • Fly Guy. El último, de hace sólo unos meses, donde el minino se esfuerza (y divierte) tratando de alcanzar a una mosca, destrozando todo a su paso, claro.
  • Bonus track: Fed Up. Este no es el gato de Simon, sino el perro de su hermana (menos mal que no era perra, sino poner “la perra de su hermana” no hubiese quedado bien). En este video, realizado especialmente para la fundación Give Animals A Voice sobre el tema “obesidad en los animales”, vemos las consecuencias de darle un poquito de nuestra comida al perro.

Click acá para ver los cinco videos

Instrucciones Para Llorar

Les dejo uno de los cuentos de la sección Manual de Instrucciones del libro Historias De Cronopios Y De Famas de Julio Cortázar, que recomiendo fervientemente y que leí en unas horas. Muy bueno. Confirmé que me encanta el sentido del humor del escritor argentino nacido en Bélgica.

Instrucciones para llorar. Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente.
Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.
Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Página 11 de 162« Primera...910111213...203040...Última »