«

»

Renunció Felisa Miceli

A esta altura del día todos en Argentina sabrán que renunció la ministra de Economía Felisa Miceli y que su lugar será ocupado por Miguel Peirano.

También sabrán que la renuncia se debe a las demoras e inconsistencias en sus explicaciones sobre los $ 100.000 y US$ 31.000 encontrados en su baño.

Pero sobre todo eso se pueden entrar en LaNación y Clarin, pero quiero remarcar una frase que usó en su renuncia, que demuestra que nadie, de los que están en política, tienen vergüenza.

La renuncia decía lo siguiente:

Señor Presidente:

Me dirijo a usted con el objeto de presentarle mi renuncia indeclinable al cargo que ocupo como Ministra de Economía y Producción. La difusión de actos concernientes a mi vida privada vinculándolos con mi actividad pública, ha generado un daño inmerecido a mi honorabilidad que indudablemente afecta a nuestro gobierno. Deseo ya mismo, frente a las autoridades judiciales, quedar en un plano de igualdad como cualquier otro ciudadano, para esclarecer los hechos, de manera total y definitiva en el menor tiempo posible.

Sin otro particular, saludo a usted atentamente”.

Con sincero afecto,

Felisa Miceli

Presten especial atención a la parte que remarco en negrita. Nuestra ministra de economías, tardó dos semanas en explicar cómo había llegado semejante suma de dinero ¡a su baño! y cuando lo explicó dijo que la plata era del hermano, proveniente de una cuenta de un banco en el cual el hermano no tenía cuenta, por lo que se comprobó que eso era mentira.

Yo no quiero juzgar a nadie antes que la justicia, pero a las pruebas me remito, esta mujer no tiene vergüenza y no es capaz de bajarse de su cargo haciéndose cargo de lo que hizo y resguardar el poco de dignidad que le podía quedar.

Categorías: Personal, Sociedad

¿Te gustó? ¡Compartilo!

  • email
  • facebook
  • twitter
  • meneame
  • delicious
  • google
  • bitacoras
  • chuenga

2 Comentarios

  1. Yo no dejo de pensar como fue que revisaron el baño de la mujer… Me imagino que no fue de casualidad *-) Encima en el botiquin! me imagino la bolsita de dolares entre demaquillantes y crema anti-age! Que gracioso!

  2. Lo encontró un mayordomo del Ministerio de Economía (sip, tienen mayordomos) en un armario durante una visita rutinaria.